lunes, 30 de enero de 2012

Perú: Primera Parada: Puno

Llego mi ultimo dia en Bolivia, dia de viaje, dia de cruce de frontera: Me desperté a las 7 am en la Parte Sur de la Isla del Sol. Desayune, y despidiéndome de tan mágico lugar, baje los miles de peldaños hasta llegar al puerto en donde me tomaria la lanchita a las 8 am, con destino a Copacabana.

Mucho frio en el barco. Charle muchísimo con una pareja de turistas chilenos del norte. Ella ingeniera ambiental, él maestro de geografía. Me contaron sobre toda la problemática ambiental de Chile (las minas, los oasis que se estan secando, la contaminación, etc.) y la permanente lucha de los ecologistas. Muy apasionadamente relataban sus vivencias y su idealismo acerca de un país ecológicamente sustentable. Intercambiamos varias opiniones. Muy interesante!
Llegue a Copacabana a las 10 am y rápidamente (por que se agotan) reserve mi bus ticket con destino a PUNO para las 13hs. Durante esas horas, hice tiempo recorriendo, escribiendo un poco, cambie plata y comi en el Mercado Popular.
Mi bus partió de Copacabana, repleto de mochileros viajeros. A los pocos kilómetros se llega al Paso Fronterizo Kasani. La frontera estaba repleta de personas haciendo los tramites para pasar a Peru (80% argentinos). Rapidamente, prepare mis documentos y el papel de ingreso a Bolivia y complete el formulario de migraciones, para agilizar mi tramite. Sello en la oficina boliviana, sello en la oficina peruana, y ADENTRO! Cuando terminaron todos, subieron al bondi y seguimos camino… La ruta bordea el lago, atravesando varios pueblos. Cerca de la costa, se pueden ver miles de piletas flotantes con redes: son los criaderos de truchas.

Puno - KM recorridos: 6.320 aprox.
Despues de un par de horas, llegamos a Puno. Es la capital del estado, por ende es una ciudad mucho mas grande que Copacabana. Ni bien llegue a la terminal, una señora me ofreció, a un precio razonable, su hostel: KOLLAS INN. Muy cerca de la Plaza Principal, muy comodo y limpio.
Puno es el puerto punto de partida para recorrer las islas del lado peruano. La ciudad en si, no es muy linda. Tiene una plaza linda, un par de construcciones coloniales lindas, un mirador, una Catedral espectacular, una calle peatonal muy comercial y un gran mercado central. De ahí hacia afuera, el resto es bastante feo. Esa tarde aproveche para recorrer un poco. Mas tarde a la noche, me fui a dormir para a la mañana siguiente arrancar para las islas…


MOCHILEROS
Turistas o  viajeros, trotamundos, exploradores algunos… bohemios, hippies o hippi-chic. Autenticos y disfrazados.Todos buscan lograr un aire “dejado”, un toque saparrastroso. Es el atuendo que va con este tipo de viaje, es la mascara que todos se quieren poner. Estos países invitan a adquirir cierto look…
Los miro y analizo. El común denominador es impresionante. Estan los mas mundanos, y los mas callejeros: los “rock-chabon”. Se identifica fácilmente su origen, su nacionalidad. Por su forma de hablar, por su actitud, por ciertas marcas distintivas.
El Argentino es el que se cuelga todo ensima, todo al mismo tiempo: Siempre pelo medio roñoso y tiene que haber por lo menos alguna rasta, trenza con hilos de colores, o similar... Una en la nuca o toda la cabeza llena, las rastas son un must! Siempre tatuajes y/o algún piercing. A veces, alguna parte de la cabeza rapada. POR QUE????  Muchas veces se ven remeras con manchas de pintura de colores, como diciendo: “pinto eh, soy artista!”. Pañuelo “rolinga” enroscado al cuello. Colores jamiquinos? POR SUPUESTO! Siempre algo en la cabeza: sombrero, sombrerito, turbante, pañoleta, etc. Elemento obligado: el equipo de Mate! Y siempre estan pidiendo Agua Caliente! Nunca falta: un instrumento musical!!! Quienes lo traen de Argentina, vienen con su guitarra (llamada entre ellos “la viola”) o armonica. Muchos otros, adquieren su instrumento local: abundan los charangos, las quenas, los yembes y el mas popular entre los populares: EL CAJON PERUANO! Tambien hay  habilidades: una demostración de malabares con pelotitas de hilo rellenas de arroz es algo que no puede faltar en ninguna plaza principal. Algo muy común también, es la mezcla entre ropa traída y ropa comprada, como diciendo: “me quede sin ropa y tuve que comprar esto a ultimo momento”. Asi es como se arman mezclas de lo mas cachivachezcas, pero es ESE  justamente el objetivo! Las prendas mas usadas son: gorrito colla POR SUPUESTO; sweter de llama tonos beige y marron SIEMPRE; pantalones bali multicolor OBLIGADOS! Las sandalias locales también son un éxito! Siempre bolsos, bolsitos (de origen étnico, obvio) y demás bartulos colgando por todos lados… Completan el look, muchos colgantes, aritos, collares, anillos, pulseras, tobilleras y demás artesanías de hilo, tela, semillas de coco, madera, etc.
Aunque hago todo mi esfuerzo por no caer en ninguna de las trilladas actitudes que relato, me resultan personajes relativamente simpaticos. En fin, son una especie mas que uno se va cruzando en el camino…

sábado, 28 de enero de 2012

Isla del Sol – Parte Norte

Para viajar hasta la Parte Norte de la isla se puede ir en barco o bien haciendo un trekking de 8 km. Mucha gente va en barco y vuelve caminando, o viceversa. Como yo tenia pensado dormir una noche en la Parte Norte, decidi ir caminando y al otro dia tambien volver caminando, pero por otro camino diferente.
Asi fue como deje mi mochila grande en el hostel de la Parte Sur y prepare mi mochila anexo con todos los esenciales para la noche que pasaría del otro lado de la isla. Esa mañana luego de desayunar, sali caminando tempranísimo. El camino une los dos extremos de la isla por el lugar mas alto de la montaña. Por ende, las vistas son espectaculares ya que desde ahí arriba se puede ver el lago hacia ambos lados. Tanto para entrar a una u otra comunidad, te cobran: 5 bolivianos para la Parte Sur y 15 bolivianos para la Parte Norte.

En el camino, uno va caminando por ahí y el silencio es absoluto… cada tanto te cruzas con un niño local bajando de la montaña que va arreando a sus animales. En el medio de la nada, escuche una trompeta. Si, era una persona, frente al lago, en la inmensidad, practicando sus acordes… por mas que la busque con la vista, jamás llegue a verla pero mientras que caminaba, la segui escuchando durante horas.

En las aproximaciones a la Parte Norte, el paisaje es mas arido y uno ya se va cruzando, cada vez, con mas turistas. Esta parte es mas chica y hay mas mochileros, por ende hay mas ruido. En el Norte también hay unas ruinas y varias playas, por eso es un lugar bastante atractivo para las masas.  En el Sur, por el contrario, esta lleno de vegetación, no hay playas, el pueblo es mucho mas grande, la gente es mas relajada, no tanta gente de vacaciones, sino mas bien viajeros por tiempo prolongado.


El camino hacia el norte te lleva obligadamente hacia unas ruinas del Imperio Inca. Tambien hay una Piedra Sagrada, que hay que tocar y pedir un deseo, y también hay chamanes que realizan sus ceremonias. Mucho niños locales te ofrecen sus servicios como guía y te quieren vender hasta lo que no tienen a cambio de unas monedas…


De pasada hacia el pueblo, vi a lo lejos una playa que dije WOW! Pregunte como se llamaba y me dijeron que era la “Playa de las Sirenas”. Sin lugar a dudas, volveria ahí!


El pueblo Norte, es mucho mas precario, y un poco descuidado. Di un par de vueltas y mucho no me gusto (de todas maneras tendría que volver para comer y desayunar a la mañana siguiente). Esta entremedio de dos playas y revalsa de gente. Una de las playas es el embarcadero de las lanchas y la otra es un campo minado de carpas de turistas argentinos cantando la canción del oso… hui rápidamente.
Decidi volver sobre mis pasos, por un sendero hacia las afueras del pueblo, entre medio de pequeños campos plantados y en dirección a la solitaria Playa de la Sirenas. En el camino, un señor como de 100 años, super humilde y muy amable, que no hablaba mucho español, me ofreció su hospedaje: WILCA UTA. Primero me mostro un cuarto en el cual no había ninguna cama…Definitivamente, opte por un upgrade, y me mostro un cuarto con cama y “colchon”. Lindisimo me pareció. ME QUEDO! Wilca Uta, al igual que todas las casas de la zona, son extremadamente humildes. Por supuesto que no tienen luz ni agua. De noche, uno se guía por la luz de la luna o sino linterna. Lavarse los dientes, a la cascada! Y al baño, afuera con la naturaleza! Fue una experiencia inolvidable, y realmente recomiendo ese lugar específicamente…
Una vez que deje las cosas en mi hospedaje, decidi bajar caminando hasta la playa de las sirenas. Es difícil llegar, pero vale la pena. Es una playa bien blanca, casi desertica, y muy amplia. Solamente hay algún que otro pescador, un par de vacas y un mini Ecolodge muy lindo, con un par de viajeros muy tranquilos!
Me quede en la playa un par de horas descansando, elongando y leyendo… también me sumergi en las frias aguas del lago, por primera vez! Un placer…


A la noche, me abrigue, tome coraje y con linterna en mano camine hasta el pueblo en busca de algún restaurantcito que me alimentara. Es gracioso caminar por el pueblo totalmente a oscuras, todo el mundo correteando con la linterna, me hizo acordar a los campamentos del colegio cuando era mas chico. Finalmente encontré un restaurant bueno, bonito y barato y comi un menú completo!
Despues de comer, fui para la playa y se empezó a armar un mega fogón en donde algunos locales tocaron música muy power con quenas, flautas y tambores, muchos tambores! Era música de la región, interminable, pero con mucha energía. Se escuchaba desde todas partes! Iluminados por el fuego, la gente aplaudía y ovacionaba… Muy Bueno!
A la mañana siguiente, prepare mis cosas, me despedi de la familia que me recibió, prometi recomendar su hospedaje y me marche! Desayune en el pueblo y arranque por el camino nuevamente hacia la Parte Sur. Esta vez tome otro camino: De ida fui por el camino de la cumbre en donde se ven las mejores vistas pero no te cruzas con nada. De vuelta, fui por el camino costero que va por abajo cruzando todos los pueblitos locales. Es super interesante: son varios pueblos en donde vive y trabaja la gente originaria de la isla. Tambien pasas por varias playas y muchísimos campos con diferentes plantaciones…


Luego de varias horas, llegue nuevamente a la Zona Sur. Comi algo, me instale en mi cuarto y descanse un rato. A la tarde, camine hasta un montículo en el medio de la nada. Desde ahí se veía un velero que intentaba navegar con el poquitísimo viento que había…me quede horas mirándolo y desde ahí puede ver una de las mejores puestas de sol de mi vida…

Cuando uno decide viajar a Bolivia, tiene una idea relativa de “con lo que se va a encontrar…”.  Es importante venir con una onda abierta, con paciencia, flexibilidad, sin apuros ni pretenciones y dispuesto a tolerar todas las características propias del pais. Bolivia tiene onda y personalmente le encontré un encanto muy particular…
Pase en Bolivia, prácticamente un mes: Recorri grandes ciudades, pueblos, zonas rurales, parques nacionales y grandes atractivos turísticos. Viaje mucho en todos sus medios de transporte, interactue muchísimo con la gente local, intente vivir su rutina y sumergirme en su cultura. Uno de mis objetivos era entender el país y entenderlos a ellos. Creo que es un lugar apasionante, desborda cultura y mucha historia. Pero lo mas característico esta en su gente: la forma de vestirse, moverse, hablar, sus reacciones, sus actitudes, sus expresiones. Bolivia es rico en características naturales, espectaculares paisajes, impresionantes caprichos de la naturaleza. Pero es uno de los países mas pobres del mundo. Su economía esta estancada, demasiado atrasada. Sus comunicaciones y transportes son extremadamente precarios. Se puede percibir el subdesarrollo de su gente y la falta de educación. Hay un gran desinteres por el progreso y el bien común. Todo el mundo tira su basura por la ventanilla del auto, de ahí en adelante: se pueden deducir las caracteristicas del boliviano medio. Gente humilde, algunos agresivos, algunos tristes y golpeados por la vida, muchos amables y simpaticos. Pero todos visten alegremente de igual manera. Los colores de Bolivia: los mejores y los mas llamativos, los vi en este país.

viernes, 27 de enero de 2012

Isla del Sol – Parte Sur

Una mañana, sali de mi hostel de Copacabana hacia el puerto en busca de una lanchita que me llevara a la Isla del Sol. Mi plan original era ir a la Parte Norte, pero la próxima lancha saldría después del mediodía, y yo no quería esperar. En cambio, había una lanchita que saldría en 5 minutos con destino a la Parte Sur. El destino cambio mis planes…
El viaje en el barquito hasta la isla es de casi 2 horas. Esa mañana hacia un frio que calaba los huesos, pero igualmente yo viaje en el techo de la lancha porque la experiencia era mucho mas interesante.

Llegue al puerto de la Parte Sur de la Isla y mi primera impresión fue que el lugar era muy turístico: todo lo que estaba cerca del puerto (hospedaje y restaurants) era muy caro. Desde la playa de acceso, sube una escalera interminable. Todo indica que uno si quiere llegar a lo bueno, debe subir… El pueblo autentico esta en la cima de la motaña de la isla.
Recomendación Importantisima: Es esencial dejar la mochila grande en Copacabana y recorrer la isla con una mochila mas chiquita. Yo cometi el grave error de llevar la mochila grande a la Isla.


A 3.810 metros sobre el nivel del mar, intentar subir miles de escalones hasta la cima de la isla, cargando mas de 25 kilos de equipaje, definitivamente NO ES UNA BUENA IDEA! Casi me muero de la taquicardia. Tenia que frenar coda 10 escalones para tomar agua y recuperar el aire.
En la mitad de la gran subida, me encontré con ALEX, un chasqui local de unos 10 años. Me ofreció un hospedaje interesante y llevarme la mochila chiquita. Le pregunte si quedaba muy lejos, y con una gran sonrisa me contesto que no. ME MINTIO! Entre los dos cargamos todo, y subimos escalon por escalon hasta llegar a destino. Le pague su merecido esfuerzo y se marcho…
Finalmente me desensille en el Hostel LAS ISLAS. MUY LINDO, una vista espectacular… si bien no es muy barato (realmente se pueden conseguir hospedajes mas baratos) en ese lugar me sentí a gusto. Lo atienden tres lugareñas super amables que cocinan como los dioses.

Recorri el pueblo: angostas callejuelas de piedra que suben y bajan, casas humildes pero lindas, es normal ver pasar a los lugareños con sus tropillas de animales mezclados (ovejas, cabras, chanchos, agun burro y un par de llamas). Por todos lados, casas particulares con carteles de “Hospedaje” o ”Restaurant”.

A medida que fui subiendo y descubriendo la isla desde lo alto, mi alegría y entusiasmo aumentaban. Experimente algo bastante parecido a lo vivido en el Salar de Uyuni. La isla es mágica. Todo lo que se ve es simplemente increíble: la gente, las casas, los animales, las pequeñas plantaciones y por supuesto, todas las vistas del lago.

De noche, solo algunas casas tienen electricidad. Si salis, es con una linterna. Es impresionante la cantidad de estrellas que se ven. Un frio solo apto para valientes. Muy recomendado el restaurant “LARAM QALA”. Una noche fui a comer y fue mágico. Plato de fideos muy power y un vinito. Musica de fondo muy canchera. El lugar esta construido de adobe y madera, y tiene un gran hogar a leña. Muy tranquilo y silencioso. Lo atiende un boliviano muy simpatico, y una cocinera superlativa.

La gente en Copacabana es considerablemente mas amable y simpatica que en ciudades como La Paz. Y en la isla, la gente es aun mas amable y simpatica que en Copacabana. Charle mucho con varios locales que andaban por ahí…
En la cima de la isla, al costado del pueblo, hay un bosque de Eucaliptus. La única construcción en el medio del bosque es el Restaurant “LAS VELAS”. El dueño se llama Pablo y es Chef profesional. Amasa pizzas y pastas y cocina con ingredientes organicos. La vista de la puesta del sol, desde LAS VELAS, es increíble. A la noche, no tiene electricidad, simplemente la luz de las velas…

Otra recomendación: Hacer las compras en un mercadito llamado “MINI MARKET”. Esta en el camino principal hacia la cima de la isla. Tiene de todo lo necesario y es barato. Lo atiende una señora local muy humilde. Con ella hable bastante. Tiene cuatro hijos: a los mas grandes los mando a estudiar a La Paz, ya que ella solo estudio hasta segundo grado y quiere algo mejor para sus hijos. Su ultimo bebe, nació con labio leporino. La operación le cuesta muy caro, por eso estan ahorrando para la operación. Desde que me entere de eso, intente hacer todas mis compras en el MINI MARKET y prometi que lo recomendaria…

martes, 24 de enero de 2012

Llegando al Lago Titicaca...

A partir de este momento, pasare 10 dias en el mitico Lago Titicaca (altura: 3.810 msnm). Fueron días increíbles, llenos de grandes vivencias. Cualquier cosa que pueda llegar a escribir en estas líneas, será insuficiente para describir semejante experiencia…
Copacabana: KM recorridos: 5.940 aprox.
Volvi de Coroico y me quedaría una noche a dormir en La Paz, para a la mañana siguiente temprano partir hacia Copacabana. Cuando llegue a mi hostel WILD ROVER (en el cual había dejado mi mochila), se habían olvidado de reservarme la noche!!! El hostel estaba lleno, y no tenian mas lugar…Despues de un breve enojo, decidi rápidamente irme y buscar otro hostel. Recorri un par, hasta que finalmente encontré la ultima cama disponible en el hostel BASH & CASH. Para nada recomendable. Muy “quiero pero no puedo”. No había para nada buena onda, muy desorganizado y nada comodo. Estaba en un cuarto con otras tres personas. Una de ellas, una española con muy mala onda, no paraba de prender la luz, hacer ruido y hacer comentarios negativos… dormi muy mal, pero a la mañana tempranísimo, me desperté, desayune, me aliste y sali!
Desde el centro me tome un minibús hasta el cementerio, que es de donde salen los buses para Copacabana. Cuando llegue había paro forzado de los transportistas que viajan a Copacabana. El gremio había prohibido que salieran los buses con destino a esa ciudad. Por un instante, me desespere! Pero “hecha la ley, hecha la trampa”, se acerco un moreno que en voz bajita me ofreció por 15 bolivianos, un minibús para llevarme a destino. Sin dudarlo, acepte la propuesta!
El minibús sorteo todos los obstáculos para salir de La Paz, pasar por El Alto y llegar a la ruta sin problemas. Luego de unos 70 kilometros, ya se empieza a ver el Lago y la ruta lo bordea, pasando por un monton de pueblos costeros. Finalmente, se llega al Estrecho de Tiquina: se trata de un pueblo dividido por un estrecho que unifica las dos grandes partes del lago.

En el estrecho hay que bajarse del minibús, pagar un derecho a cruzar de 1 boliviano y cruzar en unos lanchitas. Paralelamente, los minibuses y autos cruzan sobre balsas. Del otro lado, uno se reencuentra con su medio de transporte terrestre y se vuelve a subir para seguir camino…
Una vez del otro lado, se tienen que recorrer 30 kilometros mas. El paisaje ahí ya es espectacular, con campos verdes y muy lindas vistas del lago. En todo el trayecto hasta Copacabana, se ven cientos de chicos al costado de la ruta, extendiendo la mano para pedir limosnas. En vano, ya que los autos pasan a toda velocidad y ninguno atina a parar.
Copacabana es un punto intermedio entre pueblo y ciudad. Si bien no es muy linda, tiene una magia muy especial. Se respira mucho misticismo y se vive desde cerca la espiritualidad de su población. Me quede 2 noches. Encontre un muy lindo hospedaje muy recomendable, que se llama INKA ROCA. Chiquito, muy lindo, limpio y comodo. Para nada caro. Atendido por una autentica Chola llamada Dominga, muy simpatica y servicial y un señor muy viejo que prácticamente no se le entendía nada, pero muy amable. (no pude descubrir  la relación o parentesco entre ellos dos).
Copacabana tiene una calle principal que hacia un lado termina en el lago y para el otro en la plaza principal. Llegando al lago, la calle es super turística con bares, agencias de viajes, restaurants y hoteles. Llegando hacia la plaza, hay muchísimos negocios con artesanías.
En la costa hay una zona llena de muelles con cientos de barquitos iguales que todos te llevan a las islas (sol y luna). Y al costado hay una gran playa super popular en donde alquilan todo tipo de bote a remo y a pedal de todos los colores y formas habidas y por haber.
Sobre la plaza principal esta la Catedral, que es inmensa! En el atrio, hay curas realizando bendiciones permanentemente a una fila interminable de personas. Sobre la calle de la catedral, realizan bendiciones a los autos y camiones!!! SI si si, bendicen los medios de transporte: le agregar flores, papelitos de colores, un sombrerito de cotillón, inciensos y te bendicen el auto y queda protegido de todo mal. En el medio de la plaza, hay una glorieta en donde una banda toca música en vivo permanentemente. Y a los costados, los locales festejan sus fechas importantes, poniéndose gorros de cotillon y tirando papelitos multicolores. Todo tiene mucho color y es muy alegre!
video

Al medido dia, como ya es costumbre para mi, comia en el Mercado Popular, la oferta del dia, siempre barata y riquísima! Una tarde, me fui caminando hasta muy lejos a una playa desertica, en donde no pasaba nadie. Ahí me quede tirado tomando sol toda la tarde, muy bueno! De vuelta vi un hostel ecológico, que cocinaban comida organica y hacían permacultura.
Un dia subi en peregrinación al “Cerro Calvario”. Es super empinado y agotador subirlo. Desde arriba hay una vista espectacular. En el trayecto estan todas las etapas del Via Crucis, y la gente sube rezando y cumpliendo promesas. Una vez arriba, te encontras con los Chamanes! Vi las ceremonias que realizan y pude charlar con ellos. Muy interesante. La ceremonia resumidamente consiste en poner estampitas y velas para pedir o para agradecer. Una vez finalizada la oración, se prende un petardo que explota varias veces y después se bate una cerveza, se abre y se rocia todo y a todos alrededor con la cerveza y asi se apaga la vela y el petardo… Es impresionante el olor que hay en ese lugar: mezcla de saumerio, polvora, pis y cerveza. Un Asco!

Arriba del Cerro Calvario una familia me pidió que me sacara una foto con su bebe. Lo tuve que agarrar en brazos y sonreir para la foto. Nose porque me piden semejante cosa, pero ya es la segunda vez que me pasa. En Lima también me pidieron de sacarse una foto conmigo. Insolito!
Ese domingo a la noche, para no alejarme tanto de mis propias practicas religiosas, fui a misa. Casualmente, se celebraba el dia de la Virgen de la Candelaria, patrona de Copacabana. La catedral (que es gigante) estaba REVALSADA de gente. Por supuesto que no había lugar para sentarse, todos los pasillos y hasta afuera había gente parada, intentando entrar. En el medio de la misa, de un instante al otro, me bajo la presión súbitamente y me quede ciego por unos segundos. Llegue a caminar hacia una pared y me sente en el piso. Me agarro un mareo y un calor que no me dejaba respirar. Me arrastre hacia afuera y me empece a sacar los abrigos. Hice el mayor control mental de mi vida para no desmayarme, y me programe para recuperarme. No me podía desmayar! Anda a saber si alguien me ayudaría, o donde terminaría y como me identificarían…Lo increíble de todo esto es que NADIE atino a ayudarme o siquiera preguntarme si estaba bien… respire profundo y poco a poco me fui recuperando. Despues de unos minutos me lavante y empece a caminar lentamente hacia el hotel. En el camino me compre una Coca-Cola y la fui tomando hasta llegar a mi cuarto. Me tire a dormir y me desperté al dia siguiente…un episodio mas!

martes, 17 de enero de 2012

Ruinas Pre-Incaicas & Nor-Yungas Bolivianas

Tiwanaku: 3.870 msnm – KM recorridos: 5.510 aprox.
Uno de los puntos históricos que me recomendaron como dignos de visitar fue las Ruinas que Tiwanaku. Estan a unos 80 km de La Paz, y se trata de restos de construcciones y un museo acerca de la comunidad Tiwanacu que vivio antes de los Incas.


Desde el centro de La Paz me tome un minibús hasta el Cementerio. Desde ahí salen otros minibuses que por $15 bolivianos te llevan a Tiwanaku. Saque mi pasaje y me sente adelante de todo. A mis espaldas empiezo a escuchar a lo lejos un YYYO fuerte. Enseguida escucho: “quien no garpo? BOLUDO! Che, cargassste la cámara?, mate con yuyos, subi la música, DALE GASS!!! Essta callle no tiene sssalida”… SI, claro que si! Un contingente de Argentinos de pura cepa, se incorporarían al viaje a Tiwanaku. Me quería INMOLAR! Despues de casi 40 dias de viaje, son los primeros Argentinos con los que me cruzo y a partir de ese momento serian moneda corriente. La temporada de vacaciones para Argentina había empezado y muchísimos optaron por viajar a Bolivia. Empezaria en mi, una suerte de esquive permanente para tratar de no escuchar o ver cosas que me sacaran de mi eje.

Las ruinas en si son lindas, pero nada que a uno lo pueda impactar. De hecho me pareció muy caro (entrada $80 bolivianos) para lo que realmente es.

Coroico: 1.800 msnm. KM recorridos: 5.780 aprox.
Otro de los lugares que tenia ganas de recorrer era la zona de las Yungas bolivianas. El paisaje es totalmente diferente, es selva humeda y repleta de vegetación, ríos y cascadas. Se desciende a 1.800 msnm y  la temperatura aumente muchísimo. Hacia mucho tiempo que el paisaje era principalmente montañas a una altura muy elevada. Realmente fue un placer cambiar el clima tan rotundamente por unos días.

El pueblito en cuestión se llama Coroico y queda a tan solo 120 km de La Paz. Hay dos maneras de visitarlo: hacer el tour turístico en bicicleta durante un dia, o ir en minibús local y quedarte el tiempo que consideres. La primera opción es super armada, muy turística y muy cara. La segunda opción me gusto mas y además me daba la libertad de quedarme a pasar la noche y estar el tiempo que quisiese.


Me tome desde el centro de La Paz un minibús hasta la zona de Villa Fatima, y desde ahí por $15 te llevan hasta Coroico. El camino es espectacular, una de las cosas que mas me gusto! Toma una parte de la mitica “Ruta de la Muerte” y el resto es a traves de una ruta nueva asfaltada que pasa por tuneles y puentes.


Durante los primeros kilómetros se recorren las afueras de la ciudad hasta llegar a una zona de altas montañas. A partir de ahí, se empieza a bajar, atravesando toda la capa de nubes. Durante un largo rato, el minibús anda por esa zona de neblina, muy humeda. Camino de cornisa, abajo precipicio, pocos metros de visibilidad y el minibús que a todo vapor,  va acelerando y pasando autos en cada curva.


Una vez que se sale de la nube, se pueden ver a ambos lados decenas de muy finitas cascadas que caen desde lo alto. Espectacular! Despues de un rato, ya se entra en la zona de Yungas. El camino desciende hasta llegar debajo de todo, por donde pasan los ríos. A partir de ahí, el camino es nuevamente de tierra y empieza a subir durante un largo tiempo. Ya se empieza a sentir el calor tropical. Finalmente se empiezan a ver las primeras casas en las aproximaciones a Coroico.

El pueblo de Coroico no es muy lindo, ya que creció acorde a las necesidades del turismo, sin una identidad propia. Hay muchas casas de vacaciones de gente de La Paz, muchísimos hoteles y hospedajes para el turismo y muchas casas humildes de la población local.
En Coroico, habita también una comunidad Afro-Boliviana. Descendientes de africanos viven en comunidades cercanas a Coroico. Se puede ver a mucha gente negra caminando por las calles del pueblo.

Coroico es ideal para caminar por senderos que atraviesan la selva, y se pueden ver algunos animales interesantes. Hay muchos trekkings de entre 6 y 14 km. Tambien hay varias agencias que ofrecen las típicas actividades de turismos-aventura: parapente, mountain bike, etc. Mucha gente vive de estas actividades, y si optas por recorrer por tu cuenta, no son muy amables y te dicen datos erróneos o pasan con las camionetas y aceleran para tirarte mas polvo…increíble.
El primer dia, hice un trekking de 14km ida y vuelta hasta unas cascadas. El camino es bastante plano, asique no es muy cansador. De todas maneras, una vez que llegas, te sacas todo y te metes de lleno debajo de la catarata helada para refrescarte.

El segundo dia, opte por algo mas desafiente. Decidi ir hasta el Rio Vagantes. Por ese rio corren rapidos y hay alguna que otra cascada. 16km ida y vuelta, pero el camino es bajando hasta por donde corre el rio, y de vuelta lo mismo pero en subida! MATADOR! Pero valio la pena. Prepare mi mochila, y empece a bajar. Me llevo como 2 horas hasta llegar al rio. Una vez ahí, busque un lugar seguro en el cual meterme, y sin dudarlo me sumergi varias veces. Agua helada, pero super refrescante! La vuelta cuesta arriba fue muy dura.

Un lugar que yo no pude llegar por que era muy lejos para ir caminando y el taxi a mi solo me costaba muy caro, pero me hubiese gustado visitar es la reserva Senda Verde. Es una reserva animal que me recomendaron mucho. Rescatan a animales (monos, papagayos, etc.) enfermos o lastimados y los curan y tratan de volverlos a su estado natural. Se puede visitar, quedarse a dormir y hasta trabajar de voluntario.
El hospedaje en el que me quede era nefasto. Lo atendía una vieja podrida muy malhumorada. El baño era desagradable y mi cuarto no tenia ventana, solo un mosquitero, por lo que se escuchaba todo!
Durante la noche, otra vez hubo un episodio con un grupo de Argentinos: el hostel cerraba sus puertas de entrada con llave a las 12 de la noche. Esta gente se quedo del lado de afuera, y mas tarde intentaron entrar. Golpearon y patearon la puerta durante horas. Yo baje y les avise que los dueños no dormían ahi, que pasaran la noche en otro hostel y que al otro dia hablaran con la dueña haber si les devolvía la plata. Yo subi y me volvi a dormir. Despues de un rato, escuche que rompieron la cerradura y entraron…

lunes, 16 de enero de 2012

"La Paz" Boliviana

Ya paso mas de un mes desde que arranque mi viaje. Habian dos cosas que venia evitando muy bien: La Temporada de Lluvias y La Temporada Alta de Turistas. Estos dos factores se hicieron presentes mas o menos a partir de este momento. Desde Cochabamba que ya esta lloviendo bastante. Llueve poco tiempo o tan solo llovizna, pero llueve todos los días! Y la temporada alta de turistas, ya es un hecho en La Paz. Al margen de los viajeros (que no son una molestia), se sumaron los turistas que vienen de vacaciones, acelerados, quejosos y prepotentes. La gran mayoría de ellos, Argentinos.
A esta altura del viaje, ya comprendo a Bolivia. Ya estoy mas canchero y mas acostumbrado a sus tiempos y sus sistemas. Todas sus ciudades son un tanto caoticas, pero es cuestión de entenderlas, encontrarles la vuelta y ser parte de esa rueda. Cuando llegue a La Paz me pareció un ciudad muy “enquilombada”. Despues de varios días, empece a quererla. Creo que es muy interesante su rutina y sus características son fascinantes.

La Paz: 3.650 msnm. KM recorridos: 5.350 aprox.
La Paz en realidad son dos ciudades pegadas con una diferencia de 500 metros de altura. La Paz propiamente dicha (ABAJO) en donde esta el centro y los barrios principales; y El Alto (ARRIVA), balconea la ciudad desde el borde de un gigantesco acantilado. Es el sector mas pobre, caótico e inseguro. En cada una de las dos ciudades habitan 2 millones de personas. ES GIGANTE!


Para entrar y salir de La Paz, indefectiblemente hay que pasar por El Alto, asique lo atravece varias veces, pero sin bajarme del transporte en el que viajaba. La Paz propiamente dicha, la recorri mucho y en profundidad.
El dia posterior a Año Nuevo, únicamente me dedique a recorrer Hostels y a mudarme de uno hacia otro. En mi recorrida, cruce por la plaza principal y me encontré con el tradicional desfile militar y cambio de guardia del 1ro de Enero. Los “Colorados de Bolivia” son la division especializada en la seguridad del Presidente, por ende son los que custodian el Palacio de Gobierno. Vi todo el desfile, hizada de banderas, himno boliviano, con orquesta incluida y con demostración de “carguen, apunten, y FUEGO!”. Muy copado!

Luego de mi recorrida por los hostels, mi análisis costo-beneficio me envio directo al WILD ROVER HOSTEL. Increible, me encanto! Muy pero muy divertido, y con todos los elementos de confort y organización que debe tener un buen hostel. Es gigante, como para 100 personas. Es un éxito, siempre lleno! Esta super organizado el tema de los cuartos, las camas, los baños impecables, los lockers, desayuno incluido, tiene WiFi, todo! Ademas tiene adentro un Irish Pub con barra y mesa de pool, en donde se come espectacularmente bien (platos gigantes y riquísimos), y además a la noche se pone tipo bar, todas la noches una joda diferente, muy buena onda! Estaba lleno y todos son de algún lugar diferente del planeta. Aca también, yo era el único hispanohablante! El hostel me encanto y super comodo, pero gastaba prácticamente el triple de lo que gasto en un alojamiento común. Fue un oasis en el desierto….
Conoci a varias personas, pero principalmente me hice amigote de:
·         Una Inglesa, grande (tipo 50 años). Trabaja por su cuenta en UK, y ahora esta recorriendo durante varios meses todo sudamerica (empieza y termina en Bs As).
·         Un holandes, super buena onda (era uno de los que estaba disfrazado de vaca en año nuevo). Recorre solo durante 3 meses desde Colombia hasta Argentina y se encuentra en Bs As con su novia.
·         Un Californiano, que trabaja de asistente de una mega millonaria de USA, que lo mando a Bolivia solo para comprarle un sweter de Alpaca!!!
·         Un sueco, que también viaje hace varios meses, y esta ansioso por llegar a conocer las mujeres y el asado de Argentina.
·         Una Norteamericana, Abby, del estado de Washington, que fue a Bs As a hacer un semestre y ahora vino por unas semanas a Bolivia para visitar Uyuni y Titicaca.
·         Un Ingles que también viaja solo que el dia de mi cumpleaños estaba demasiado borracho.
·         Un Australiano, que también viaja solo por sudamerica durante 3 meses. Cumplio años un dia después que yo.

En el bar de este hostel y con varios de estos personajes pase el dia de mi cumpleaños numero 26. En cuanto dije que era mi cumple, una de las bartenders (candiense, muy bizarra) saco de debajo de la barra decenas de sombreritos-conos de cumpleaños color azul metalizado, y los repartió por todo el lugar. Inmediatamente, se inicio en mi honor, un SHOT TIME de media hora. Se ofrecieron 2X1 en cerveza, y la joda consistia en un shot de cerveza por minuto, durante media hora (el tiempo que llevaba tomarse las dos botellas, a ese ritmo). No tenia escapatoria. En fin, a mi izquierda estaba Abby y a mi derecha el Ingles. Entre los tres nos dimos apoyo logístico para acabar con el cometido…

La ciudad en si, la explore en dos días. El primero recorri la parte Norte y el segundo la parte Sur:
Parte Norte: agarre el mapita cual turista japonés y me fui a los hitos de interes: arranque subiendo bien alto a un mirador que se llama Killi Killi. Desde ahí se ve una gran panorámica de toda la ciudad. Despues fui nuevamente a la plaza principal: Plaza Murillo y a sus alrededores. Mas tarde fui a la calle Jaen, que es un mini callejón, con construcciones históricas coloniales. Hay muchos mitos acerca de esa calle. Pegado, hay un asilo de ancianos, que todos los días los sacan a tomar aire a la vereda de ese callejón.


Ya para el mediodía, fui al Mercado Lanza y a la Iglesia de San Francisco, toda construida en piedra, muy linda! Despues subi al Mercado de las Brujas, calle de artesanías por excelencia. Yo tenia un tip de ir a visitar el Mercado de “Ropa de Cholas”. Asique en vez de comprar cualquier cosa en el Mercado de las Brujas, que es super turístico y caro, me fui al Mercado de las Cholas, que es un gran mercado en donde venden justamente toda la ropa que usan las cholas. Es impresionante, son cuadras y cuadras de negocios que venden las polleras, los chales, las medias, los delantales, las telas y hasta los sombreros que usan las cholas. Me compre unas medias de llama y la típica tela Boliviana que desde que entre a Bolivia la quería y ahí la consegui a mitad de precio. Casi me compro un bombín, pero hubiese sido un incordio transportarlo durante el viaje…


Por ultimo, recorri la plaza y alrededores de la prisión de San Pedro.  Y a la noche recorri la calle del Prado, en donde hay varios bares y restaurants. Lindo.
Mi segundo dia de recorrida se centro en la parte Sur de la ciudad: Es la parte no tan turística, pero de mayor poder adquisitivo. En ese sector están los mejores barrios, la zona de torres de oficinas y la zona de embajadas. Llegue hasta la Plaza Avaroa. Que esta rodeada de bares y boliches. Despues subi hasta “El Monticulo”, que es una especie de gran parque-mirador con una capilla arriba de todo. Super cuidado, lleno de jardines, estatuas, fuentes y glorietas. Ahí estuve poco, por que me di cuenta que era el lugar de chape, y como yo estaba solo sin mi pareja, ahi no tenia nada que hacer…



Por la tarde cruce un gran puente que une las dos partes de la ciudad divididas por el lecho de un rio seco que la atraviesa; y llegue a otra zona cercana al estadio de Futbol. Desde ahí subi a otro mirador y entre a un Mega Parque Central que actualmente están remodelando. Es gigante y esta en el medio de La Paz. Adentro hay todo una mega pasarela para atravesarlo por el aire. El parque tiene canchas para hacer deportes, bicisendas, una gran feria, un parque de diversiones y un anfiteatro al aire libre.


El auto de mayor circulación aca en La Paz es el Volkwagen Brasilia. Recuerdo mi verano en Punta del Este a mis 17 años. La abuela de mi amigo Tommy Carrio, tenia alla para los veranos un Volkwagen Brasilia (creo que es de la década del 70) color amarillo patito, con patente Uruguaya. Como ella mucho no lo usaba, nos los presto todo el verano para que nos moviéramos. Tommy todavía no tenia registro, por ende lo manejaba yo. Para nosotros era muy Vintage, pero andar en eso, era lo mas! Ese fue el único que conoci en su especie, y desde entonces que no vi otro. En La Paz, son moneda corriente…
Despues de casi una semana en La Paz, me siento comodo y me muevo casi como pez en el agua. Voy de aca para alla, me tomo los mini buses y llego siempre a buen destino. Los mini buses son un caos total: son miles de millones, todos blancos, no tienen recorrido fijo, no tienen precio fijo, no hay paradas, no existen las líneas ni los números para distinguirlos. Pasan a mil por hora, van desbordados de pasajeros, para bajar uno tiene que gritar ”VOY A BAJAR!!!”, se meten en huequitos inimaginables, tocan bocina todo el tiempo, y por una ventanillita sale la cabeza de un chico/a (que trabaja para el chofer) gritando las avenidas principales (que le va cantando el chofer según dia y horario) por las cuales pasara. Frenan en cualquier lugar, rápidamente se abre la puerta corrediza y en ese preciso instante tenes que saltar para bajarte o subirte….UNA EXPERIENCIA UNICA!

Que será de mi año nuevo?

El 30 de diciembre me agarro en Cochabamba, solo. Evalue la situación, y realmente no me entusiasmaba pasarlo en la barra de un restaurant, poniendo carita de “que lindo, que lindo”. Asique dije: ya que lo voy a pasar solo, por lo menos lo voy a pasar en la naturaleza y en un lugar que emane buena energia. Queria ir al Parque Nacional Samaipata, que me lo recomendó un Norteamericano en Cafayate, pero averigue por todos lados y desde Cochabamba no viajan buses, hay que ir primero a Santa Cruz, que me quedaba lejísimos. Plan B, era ir a otro parque mas chico en donde hay selvas, que se llama Villa Tunari.
Tenia todo listo para viajar el 31 a la mañana a Villa Tunari, pero cuando me desperté llovia torrencialmente. Escuche que el camino, que es de tierra, no es muy seguro con lluvias. Rapidamente volvi a cambiar de plan y decidi tomarme el primer colectivo rumbo a la ciudad capital: La Paz. “entre estar solo en Cochabamba y estar solo en La Paz, prefiero La Paz”.
Carque mis cosas, camine a la terminal y me tome el bondi…Despues de 12 horas de viaje, llegue a la Ciudad mas caotica del planeta. Era de noche y no tenia hotel. Otra vez, me estaba pasando lo mismo que nos paso en Noche Buena, salvo que ahora estaba yo solo, con mi mochila, cuerpo y alma. Sali de la terminal caminando, y empece a recorrer los hostels que tenia anotado: Todos llenos!
video
En uno, la recepcionista buena onda, me recomendó un hotelito, llamo y me lo reservo. Se salía bastante de mi presupuesto, pero tan solo me quedaría esa noche y a la mañana siguiente buscaría otro y me cambiaria. Asi fue como me recibió el LION PALACE, con sus estatuas de cabezas de leones blancas rugientes…
Llegue, hable un rato por Skype con Mama y Buby, y pansaba ir al Hard Rock que me recomendó la recepcionista. Cuando sali de bañarme, me encontré en el loby con una pareja de españoles, muy despistandos.
Muy buena onda, charle un rato con ellos y les dije que me acompañaran a comer. El Hard Rock era patético, es mas, por la apariencia, dudo que sea un autentico Hard Rock. Terminamos en una pizzería. Los españoles empezaron con el temita de las 12 uvas y los campanazos de las 12! (tradición española). Me dijeron que tenian uvas para mi también! Asi fue como 23:30hs nos fuimos para la plaza principal. Lindisima! La rodea la Catedral, El Palacio de Gobierno y El Congreso. Todo iluminado, y en el medio un arbolito de navidad gigante!
Cuando faltaba poquito para las 12, empezaron los campanazos y junto con los españoles empezamos a comer las 12 uvas. Todo el mundo en la plaza se empezó a abrazar, a nosotros incluidos. Los bolivianos saludan en año nuevo con: la mano, un abrazo y otra vez la mano. Insolito! Empezaron los fuegos artificiales en toda La Paz. Como en todos lados, los barrios mas pobres y los mas ricos son los que mas fuegos tiran. En la plaza también tiraban petardos y cañitas voladoras. Una de cada tres, fallaba o explotaba antes. La pirotecnia boliviana, definitivamente es un peligro!
A los pocos minutos, la plaza se colmo de unos 20 extranjeros (holandeses, ingleses, alemanes, franceses, etc). Al toque pegamos buena onda y empezamos a charlar. Mas tarde fuimos todos caminando para una intersección de dos calles en donde se acoplaron otros 30 extranjeros mas, entre ellos varios disfrazados de conejos y vacas. Todos muy buena onda! Al rato, todos en caravana, fuimos al LOKI HOSTEL. Parece que ahí era la movida! Entramos los 50 al hostel, y en el primer piso, se hizo la magia: un mega lugar, barra, luces, música. Todos los extranjeros que estaban en La Paz se juntaron ahí. Eran como 300 de todas partes del mundo. Creo que yo era el único latinoamericano…
Los extranjeros estaban vestidos, todos,  uno mas fashion que el otro. Yo me puse la mejor pilcha que tenia en la mochila (Unos jeans del 97, un sweter gris escote en V medio estirado y mis zapatillitas para la ciudad). Ese era mi “conjunto de paquetear” según lo definió Di. Esta gente no podía ser mas cool, uno mas canchero que el otro. Todos a mi alrededor, yo me sentía lo menos del planeta. Ahí fue cuando me maldije y me arrepentí de no haber traido algo de ropa como la gente, y no solo la ropa mas pedorra que tenia en el placard.
Mi noche termino en esa fiesta: charlas vacias en diferentes idiomas, un par de cervecitas y poco de dancing. A unas cuantas personas les llamo mucho la atención mi pelo, y fue motivo de charla y alguna que otra foto.

jueves, 12 de enero de 2012

“Mi pequeña Cochabamba”

Cochabamba: 2.570 msnm – KM recorridos: 4.850 aprox.
En Cochabamba me quede como 3 dias. Me hospede en el Hostel Versalles, algo asi como esos hoteles de ruta de película norteamericana, en donde todos los cuartos dan a un balconcito. Estaba bastante comodo asique aproveche para hacer base, descansar bien, lavar ropa y adelantar varias cosas que tenia que hacer en el compu.
“Cocha”, como le dicen los locales, es la cuarta ciudad mas grande e importante de Bolivia (después de La Paz, Sucre y Santa Cruz de la Sierra). Como toda gran ciudad, tienen partes lindas y partes feas. Esta en el medio de un valle, por lo tanto el centro es bastante plano. Es una ciudad amplia, con muchos barrios diferentes. Considero que es bastante vivible.
Camine muchísimo: recorri todo el centro, con la plaza principal y varias iglesias. Tambien, anduve por una zona llena de restaurants y bares que se llama “El Prado”. Me meti y me perdi en los laberinticos pasillos del mercado mas grande de Bolivia: “La Cancha”. ES IMPRESIONANTE!!! Son como 10 manzanas de mercado con cientos de pasillitos internos cada una, con millones de puestitos en donde venden de TODO!!! Son cuadras y cuadras interminables, millones de personas, te ofrecen de todo lo existente y todo mezclado. Un puesto de patas de pollo al lado de uno de bombachas. Mucha pero mucha gente. Por las calles principales, pasan cientos de mini buses, carros, motitos tocando bocina. UN CAOS!
Mas tarde, subi al Cristo Redentor, que esta arriba de una gran montaña, mirando la ciudad. Es el segundo mas grande de America, después del de Rio de Janeiro. Se puede subir en telesferico, o por la escalera mas larga que vi en mi vida (esa fue la opción que yo eleji, muy duro). Cuando bajaba, me di cuenta que mucha gente lo sube por promesas religiosas o para pedir cosas. Una señora me dijo: “con esto ya pagaste tus pecados?”


Otro dia, me agarro una gran manifestación! Eran “Los Marchistas”, que estaban reclamando por rutas asfaltadas. Me llamo la atención: no había carteles de partidos políticos o agrupaciones gremiales, solo banderas de Bolivia. Interesante.

Me quede con las ganas de ir, (pero no pude porque estaba cerrado por vacaciones) al Centro Cultural Simon Patiño. Es un palacio gigante con museos y grandes jardines. Lo recomiendan mucho!
Mandar la ropa a la lavandería en Bolivia, también es toda una experiencia. Deje para lavar 4 kilos de ropa, 27 prendas. “Un dia y medio” me responde. Un dia y medio para lavar 27 prendas! Bueno, acepto. Vuelvo a los dos días, (dejándole un margen de error) pero todavía no habían terminado! Tenian pilas y pilas para lavar, todo mezclado! Me hicieron volver a las dos horas, y mi bolsa aun no estaba lista pero igualmente me quede y enfrente mio empezó a buscar mi ropa entre decenas de canastos de ropa de todo el mundo. Estuve ahí una hora! Una a una, le iba diciendo eso si, eso no! Finalmente recupere mis 27 prendas! Despues descubri que lavan todo mezclado, pero en las etiquetas de tu ropa, escriben con marcador indeleble tus iniciales!